domingo, abril 01, 2007

Una por otra

Al parecer, medio país anda escandalizado porque Zapatero ha dicho sin inmutarse que el precio de un café ronda los ochenta céntimos. No sé de qué se extrañan. En los bares que yo frecuento cuesta eso, y a veces ni llega. Claro que ahí no dejan entrar a cualquiera. Y menos a gente de su calaña (por lo que tiene de político, ya me entienden). Al fin y al cabo, tampoco ellos ven con buenos ojos que nosotros pisoteemos los suelos alfombrados de su Moncloa. Lo dicho: una por otra.

La verdad, hay que ver lo que son las cosas: finalmente –quién me lo iba a decir–, este primer mensaje de mi andadura cibernética va por usted, ZP. Así que no me venga con historias: téngalo en cuenta a la hora del indulto. Una por otra, Presidente, una por otra.

2 comentarios:

uno de Pola dijo...

Desde luego, no paramos por los mismos bares, Pirelli. Pero bueno, tú sigue dando caña...

PIRELLI dijo...

Mejor sigue sin venir por los garitos de mi barrio, no vaya a ser que acabes dando con malas compañías. Caña, caña, no dejaré de darla.